Vicealmirante llama a cerrar frontera y deportar haitianos

Néstor Julio González Díaz

Meditabundo: Defender la dominicanidad

Por: Néstor Julio González Díaz

¿Qué tiene roto en su interior el hombre? Increíble, doloroso, más que inquietante la verdad que nos entrega la licenciada fiscal Yenny Berenice Reinoso: La corrupción administrativa también es crimen organizado. Esto nos indica que la familia dominicana está desprotegida ante esta degradación moral, ruina del ser humano. Lo peor es que los llamados al buen ejemplo son los creadores de esta grave situación.

Son dos graves males que socaban la dominicanidad. La corrupción y la haitianización. Vimos por la televisión que las provincias Pedernales, Dajabón y Montecristi hay más residentes haitianos que dominicanos. ¿Dónde no hay haitianos? ¿Cuánto se consume del presupuesto de los hospitales con las parturientas haitianas? De seguro se consume más que con las dominicanas. Esos nacimientos se quedan aquí.

La historia nos enseña que los gobiernos haitianos ven como un bien que los ciudadanos haitianos vengan hacia nuestro territorio. Es una constante invasión. Es un plan y lo están ejecutando.

Lo incomprensible, la tolerancia de las autoridades dominicanas. No es cierto que el campesino dominicano no quiera trabajar. Ama su tierra como todos los dominicanos. Es el propietario agrícola que prefiere al haitiano porque este indocumentado nada reclama, solo trabajar.

No entiendo porque el albañil dominicano no reclama el cumplimiento de la ley. El Codia debe exigir a sus miembros el cumplimiento de la ley. ¿Por qué el ministro de Trabajo no tiene inspectores para verificar el cumplimiento de la ley? Claro está, se permite el hambre del haitiano aumente el hambre del dominicano. El que no trabaja no come. Si come es un ladrón. Decía Gandhi.

El territorio dominicano está súper poblado por los haitianos y están arrabalizando las ciudades. Llegará el momento de una situación grave insostenible. Sabemos los haitianos no se detienen en cruzar la frontera. Sucederá lo natural, el dominicano actuará, es inevitable o dejaríamos de ser patria libre. ¿Qué sucederá de aquí a 10 años si no se actúa? Conozco nuestra raza, será el pueblo que actuará, de seguro eso vendrá. El que no piense así que mire como ya están ocupados los pueblos de la frontera.

Dominicanos. Siempre hay lugar para actuar, es el momento. Sellar la frontera, deportar todos los ilegales. Las parturientas haitianas en su país.

Realmente qué está faltando? Responsabilidad, que es fácil, darle valor a la ley. Reconocemos que muchos dominicanos tienen por patria el dinero, haciendo fortuna con la pobreza haitiana. Es realidad. ¿Hasta cuándo? Ya  basta la indiferencia de los irresponsables. Esto es traición a la patria. Si estoy equivocado díganmelo, deseo oírlo. Duele. Ya se pasa el tiempo de no actuar. No se perderá la dominicanidad, vale repetirlo, el pueblo actuará.

Duarte vive. “Entre los dominicanos y haitianos no es posible la fusión”. Dejar la descarada hipocresía el decir amar a Duarte y no hacer nada. Ahí está el Decálogo Duartiano. Debe ser el manual de vida del dominicano.  Estamos ante una traición imperdonable de consecuencia grave: la muerte de la dominicanidad.

Hoy lo dejo con Mario Benette:

No te rindas, por favor no cedas.

Por favor no cedas.

Aunque el frío queme.

Aunque el Sol se esconda y se calle el viento.

Aun hay fuego en mi alma,

Aun hay vida en tus sueños.

El autor es vicealmirante retirado de la Armada Dominicana

¿Qué piensas sobre esta noticia?

comentarios

Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comments are closed.

Hosting by TERIONET.net Implementado por Nelson Lebrón