Fenabanca y Grupo Marlton firman alianza comercial

banca-de-loteria1

Santo Domingo, RD.-La Federación Nacional de Bancas de Lotería y el grupo empresarial Marlton S.R.L., firmaron una alianza de colaboración comercial y operacional, con el fin de trabajar la parte operativa de la institución y convertirla en autosuficiente.

El Grupo Marlton es una empresa de capital mixto, nacional y norteamericano, se comprometió a modernizar el billete actual y desarrollar nuevos juegos, los cuales canalizará de manera eficiente a través de su plataforma tecnológica.

El presidente de dicho consorcio, René Ferrer, manifestó que unirá la plataforma de Fenabanca con la del Grupo Marlton para hacer fluir con mayor rapidez y eficacia los productos existentes y los que puedan generar a partir de esta unión, a fin de fortalecer el sector Banca de Lotería.

Ferrer sostuvo que el negocio de loterías en la República Dominicana se torna cada vez más complejo y en el afán de sobrevivir del sector banca y la misma Latería Nacional, el grupo Marlton ha diseñado el nuevo billete electrónico, el cuál generará ingresos al Estado dominicano.

Por su lado, el presidente de Fenabanca, Wilson De los Santos, ve con buenos ojos la firma del acuerdo, mediante el cual se introducirá  al país nuevos productos que serán distribuidos solos por los dueños de bancas que estén afiliados y al día con la ley.

De los Santos resaltó que de ese sector viven de manera directa más de 80,000 mujeres y miles de hombres, muchas de ellas madres solteras.

“Por eso nosotros como federación, acogemos esta iniciativa del grupo Marlton como buena y válida, esperamos que dé buenos resultados, porque por algún lugar debe iniciar la solución del problema de la ilegalidad en el sector banca.

El acuerdo fue firmado la tarde de este martes en el salón la Mancha del Hotel Lina, en Santo Domingo.

¿Qué piensas sobre esta noticia?

comentarios

Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comments are closed.

Hosting by TERIONET.net Implementado por Nelson Lebrón