¿Y qué mosca le habrá picado?

Spread the love

Por Claudia Fernández

Recién ahora me entero, que todavía existe una Comisión de Espectáculos Públicos, gracias a los medios de comunicación tradicionales. “Destituyen al presidente de la Comisión de Espectáculos Públicos”, son los encabezados de hoy en los titulares.

¿Qué mosca le habrá picado a la ministra de Cultura? Parece que despertó ayer de la picadura de la mosca tse-tsé, la que provoca la denominada “enfermedad del sueño” y se dio cuenta de que algo no andaba bien por esos predios, que yo, particularmente, creía desaparecido.

¡Poz’ombre, carajo!, como dicen los gallegos, la titular de Cultura acaba de descubrir América. Destituye, mediante resolución a Joseph Báez, de quien no sé naaada, por otorgarle un carnet de locución a Amelia Alcántara, de quien conozco menos, y eso ya es mucho decir.

Ahora sí que estoy perdida en el espacio, o quizá me picó la mosca tsé-tsé y estoy sumida en un letargo. Años van y años vienen, la radio y los espectáculos ofensivos a la moral han proliferado cual plaga de moscas cualquiera, y ella ahora se da cuenta de que ese órgano adscrito a su ministerio, cometió graves errores. ¡Ofrézcome!

Y para enmendar la plana de una inoperancia supina, se atreve a publicar una resolución que busca “adecentar los espacios que se transmiten por las ondas radiales y televisivas. ¡Ofrézcome! de nuevo.

Hasta ahora se dio cuenta de la vulgaridad que se transmite diariamente y que es copiada, imitada, por una juventud sin cultura, infra culturizada, aculturada, desde hace decenios. ¡Ofrézcome!

La verdad es que, si trata de repetir en el cargo con esta decisión, disminuye lo poco o nada que ha hecho por el rescate cultural de nuestra nación.

De repente, se destapa con un decidido apoyo al adecentamiento del lenguaje, gestos y qué sé que más en emisoras y otros medios que atañen directamente a programación diaria y el lenguaje utilizado, a semanas de un cambio fundamental en el tren gubernamental. Esa decisión, la debió haber tomado desde el primer momento de su designación.

Ahora se dio cuenta de que la vulgaridad se adueña cada día de los espacios radiales. ¿Por qué mejor no trata de sancionar toda la basura que se transmite y se oye a diario por radio, televisión, y redes sociales?

No sé si fue que me picó la mosca tsé-tsé, y estoy en desfase total. Y para finalizar, no tengo más nada que decir como no sea ¡Ofrézcome!

¿Qué piensas sobre esta noticia?

comentarios