La responsabilidad de votar en la UASD

Rafael Morla candidato a rector UASD

Por: Rafael Morla

El próximo miércoles 20 de junio serán las elecciones para elegir las autoridades que se encargarán de dirigir los destinos de la UASD para el periodo 2018-2022. Elegir es un acto de responsabilidad, sobre todo en una Universidad como la Primada de América, que tiene una  grandiosa historia, una filosofía que comporta profundos ideales de libertad, igualdad y fraternidad entre los hombres; así como una visión de futuro, cuya flecha apunta hacia el diseño y conquista de una sociedad más justa e inclusiva para los hijos de esta tierra dominicana.

Hay que  votar por la Universidad, por el proyecto académico, y por los que defienden su filosofía crítica, democrática y abierta a las corrientes del pensamiento.

Hay que votar bien para abrir paso a los cambios necesarios, la superación de las impertinencias, insertarnos en la sociedad y transparentar la vida académica e institucional.

Votar bien es hacerlo por los que representan la renovación, la innovación, la vida ejemplar de la Academia,   por los que han hecho de la UASD su razón de ser, y la  visualizan como un fin en sí, jamás, como medio para propósitos  extraños a la Universidad. Todo fin en una Academia, debe alcanzarse por medios igualmente académicos, que, a su vez, contribuyan al crecimiento de cada persona, y de la institución como un todo.

Votar bien es hacerlo por los que aman la UASD, cumplen con sus deberes, no la exponen al mal ejemplo, y reafirman con su pensar y accionar el derecho que tiene la Primada a existir y alcanzar la plenitud de su ser.

Votar bien  es un acto de consciencia, que afirma lo bueno y rechaza lo malo. En este último sentido,  hay que superar esa parafernalia ostentosa de poder, cuyo olor putrefacto se esparce a los cuatro vientos y contamina el ambiente universitario.

Votar bien es hacerlo por los candidatos con méritos académicos, por los que han mostrado una trayectoria ejemplar, y están en condiciones para representar la institución frente al país y el mundo. Es apoyar, los que han realizado una campaña decente, clara, transparente, y que no participan de la contaminación del espacio visual de los ciudadanos (llenando el país de vallas y letreros), cuya utilidad es confundir a los electores, contaminar el espacio visual de los ciudadanos y exponer la institución al ridículo.

Hago un llamado a los profesores y profesoras a que voten por candidaturas frescas,  alternativas,  libres de las  rémoras del pasado, y de toda relación mercantil con  financistas,  que costean campañas millonarias a cambio de los espacios universitarios, que al ser vendidos, dejan de  cumplir con los objetivos que les dieron razón de ser.

¡No te rindas! Tenemos deberes que cumplir, entre los que resalta, el de luchar por una Universidad cualificada, que ordene su vida interior y esté atenta a los problemas de la sociedad dominicana y  el mundo.

¡No te rindas! Resiste las tentaciones y ofrecimientos del poder corruptor;  que no logren ponerle precio al voto, ni a los principios que orientan y dan sentido a la vida personal y social.

¡No te rindas! Una Universidad mejor es posible, si resistimos con éxito el clientelismo, el patrimonialismo, la falta de transparencia, el ofrecimiento de puestos  y la compra de consciencias.

El autor exdirector de la Escuela de Filosofía, exdecano de la Facultad de Humanidades y director de Recursos Humanos Académicos.

¿Qué piensas sobre esta noticia?

comentarios

Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comments are closed.

Hosting by TERIONET.net Implementado por Nelson Lebrón