La honra a dos héroes

Claudio Caaamaño

Por Roberto Valenzuela
La anécdota del pescozón que –en medio de una borrachera–  le dio Francis (Francisco) Caamaño a su primo Claudio, la relata  Claudio Caamaño Grullón en su libro autobiográfico: “Caamaño Guerra Civil 1965”. Fue que Claudio, que había estado fuera del país, le reclamaba a Francis porqué no se opuso al golpe de Estado a Juan Bosch.   Los dos  y otros oficiales tenían un pacto de oponerse al derrocamiento de Bosch.

“En medio de los tragos de ron puro les digo: primo,  ¿y qué pasó? Teníamos un compromiso de oponernos a ese golpe. Él me  contesta: no se hizo nada”, narra. Entonces, Claudio lo acusó de ser “un  pendejo”.  “Me sorprende con una bofetada que me hizo caer al suelo. Caí sobre una mesa de madera, que rompo y agarro una de las patas y comienzo a golpearlo. Él se defendía”.

Cuenta que Francis le decía: “para, para que ya te desquítate. Era un pleito entre hermanos. Él se disculpó del pescozón y yo me disculpé por los dos o tres palos que le di… Y seguimos bebiendo ron”.

Claudio idolatraba a Caamaño y decía que cuando iban a contiendas bélicas prefería que lo hirieran a él y no a su primo. En la Batalla del Puente Duarte había que vivir cuidando, frenando  a Francis por su condición de líder. Si moría el movimiento quedaba sin liderazgo. En esa batalla se emocionó y comenzó a atacar con su fusil a los militares del general Elías Wessin y Wessin.

En un momento  cayó al suelo y Claudio se llevó tremendo susto,  pensó que lo habían matado. “No primo, toy bien, no me pasa na…”, dijo el comandante de la Revolución de Abril. Había resbalado y quedó con magulladuras en las rondillas.

Son irrefutables los  testimonios de Caamaño Grullón sobre el golpe de Estado y el proceso que se desencadena después. Fue la persona más cercana  al coronel  Caamaño: amigos inseparables.

Tuvieron juntos en las elecciones en que Bosch obtiene el triunfo;  después Claudio fue vital en la organización del contragolpe  al Triunvirato y en los combates de la Revolución de Abril de 1965. Al igual que en la conformación del Estado Mayor del gobierno en arma, donde Caamaño asume la Presidencia a petición de Don Juan. Igualmente, en la organización de la guerrilla en Cuba y que llega a República Dominicana en 1973 a tratar de derrocar el gobierno de Joaquín Balaguer. ¡Honremos estos dos héroes!

¿Qué piensas sobre esta noticia?

comentarios

Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comments are closed.

Hosting by TERIONET.net Implementado por Nelson Lebrón